Digo verdad en Cristo, no miento: Sichel no me representa
Una opinión evangélica post primarias del 18 de julio.

 

Imagen1005

 

Ganamos las primarias, y no lo digo por el triunfo de Sichel, tampoco por el de Boric, sino por la derrota de Daniel Jadue. El candidato comunista tenía planes para avergonzar y humillar a los evangélicos y acosar, perseguir y maltratar a los judíos, soñaba con darse el mismo gusto de Hugo Chávez y Evo Morales, romper relaciones con el Estado de Israel y expulsar al embajador gritándole “asesino y genocida”. Y lo expresamos claramente, cualquier otro candidato que pretenda lo mismo contra nosotros y los hermanos judíos, será resistido, denunciado y rechazado en las urnas.

El candidato Boric no nos engaña, es igual de anticristiano, antisemita y antisionista que Jadue. Nosotros, no nos perdemos ni un minuto, adopté esta frase de Briones, cuando Boric ensalza la “diversidad” y promete los más altos privilegios para sus activistas, está anunciando que se enfrentará a los críticos. El movimiento mundial por la “diversidad sexual” se escuda en la política internacional expresada en “El Día Internacional contra la homofobia y transfobia”. Ellos no buscan legitimar la conducta diversa, lo que buscan es atacar, perseguir y anular a los homófonos y transfobos, el día no es por, sino CONTRA.

Lo que hizo Boric contra los chilenos que pertenecen a la religión judía es nazismo puro. Con ocasión de la celebración del año nuevo judío, la comunidad judía chilena le envío a Boric un regalo consistente en un frasco de miel, que representa la esperanza que el año nuevo sea dulce y positivo para todos los chilenos. La respuesta del ahora candidato presidencial de Apruebo Dignidad fue la siguiente: Antes de andar regalando cosas que le exijan a Israel que “devuelva el territorio palestino ilegalmente ocupado”. Esta reacción de Boric, es como si viera a una cura y le gritara, que el Vaticano acepte la ley ROA.

Sichel no me representa, es un candidato miope, ve solo lo que quiere ver, y sus prioridades políticas son narcisistas. El afirma que su prioridad valórica es el matrimonio igualitario, y la pone como exigencia de inclusión, responde, si José Antonio Kast acepta el matrimonio igualitario entonces lo incluyo en mi campaña, a mi como evangélico su frase me recuerda: “… todo esto te daré si postrado me adorares.” Más que miope, es ciego, no ve que los países que legalizan el matrimonio homosexual, eliminan la libertad religiosa de los evangélicos. En un país progre, pastor que predica el matrimonio bíblico a la cárcel.

Mi candidato presidencial es José Antonio Kast, defiende la vida y el matrimonio entre un hombre y una mujer, brega por la libertad religiosa, respeta al pueblo judío, y reconoce a Jerusalén como la capital de Israel. Está comprometido con la economía libre, el emprendimiento y el crecimiento económico, ama las tradiciones chilenas, la historia patria, y honra la bandera y el himno nacional. Defenderá la soberanía chilena de los intentos onuistas y de la enloquecida y colonialista comisión europea de derechos humanos, que quieren imponer su estúpida voluntad. La comisión europea está obligando a Rusia a legalizar el matrimonio homosexual, díganme si no enloquecieron.

 

2021. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Volver