Estados Unidos: Se impone la tercera vía
Mike Pence no quiso encauzar el triunfo de Trump en el Congreso 

usflaganimatedblackbg

 

En noviembre del año 1937 en la Encíclica Divini Redemptoris, el Papa Pío XI en Roma, afirmaba que: “El comunismo es intrínsecamente perverso”. En diciembre del año 1974, los obispos evangélicos chilenos en Santiago declaraban que: “El marxismo es la fuerza satánica de las tinieblas en su máxima expresión”. En enero del año 2006 el Consejo de Europa emitió la Resolución 1481 en la que afirmaba: “Los regímenes comunistas totalitarios que gobernaron en Europa central y oriental en el último siglo, y que siguen en el poder en varios países del mundo, se han caracterizado, sin excepción, por violaciones masivas de los derechos humanos. Las violaciones han diferido según la cultura, el país y el período histórico y han incluido asesinatos y ejecuciones individuales y colectivas, muerte en campos de concentración, hambre, deportaciones, tortura, trabajo esclavo y otras formas de terror físico masivo, persecución por motivos étnicos o religiosos, violación de la libertad de conciencia, pensamiento y expresión, de la libertad de prensa, y también falta de pluralismo político.Los crímenes se justificaron en nombre de la teoría de la lucha de clases y el principio de dictadura del proletariado. La interpretación de ambos principios legitimó la eliminación de personas consideradas perjudiciales para la construcción de una nueva sociedad y, como tales, enemigas de los regímenes totalitarios comunistas. Un gran número de víctimas en todos los países afectados eran sus propios nacionales. Fue el caso en particular de los pueblos de la ex URSS, que superaban con mucho a otros pueblos en cuanto al número de víctimas".

Una vez presentada la ideología comunista el político marxista Vladimir Lenin instruyó que esta debía imponerse por medio de la violencia revolucionaria. La revolución marxista en Rusia ocurrida a principios del siglo XX derrocó al régimen monárquico zarista asesinando a cada uno de sus miembros y en su desarrollo a lo largo de 70 infames años masacró a más de veinte millones de rusos que defendían sus emprendimientos agrícolas y agroindustriales. En su imposición del ateísmo, los marxistas en el poder político dieron muerte a millones de sacerdotes cristianos ortodoxos y destruyeron sus templos a lo largo y ancho del país. El régimen socialista ruso terminó el 25 de diciembre del año 1991 repudiado por sus mismos líderes, dada la cruel represión ejercida contra la indefensa población y la insuperable miseria que sufría la gente. A partir de esa fecha y ahora bajo la virtuosa dirección del Presidente Putin la gran Rusia busca afanosamente volver a sus raíces cristianas y en una reciente reforma constitucional acaba de incluir a Dios y al matrimonio heterosexual en la Carta Magna.

Antonio Gramcsi el filósofo marxista fundador del Partido Comunista italiano instruye que el socialismo fracasa porque no debe imponerse por medio de la violencia revolucionaria, sino por medio de la transformación cultural. El método de intervenir la cultura es inexorable y garantiza la apropiación de las élites académicas, comunicacionales y políticas, con las cuales fácilmente se controla a la opinión pública, y se logra en forma democrática la conquista del poder. A la estrategia gramsciana se le llama “progresismo” y este ha tenido tal éxito que ya es dueño de Europa y rápidamente se acerca para hacerse de la propiedad de Chile. La promesa de compra venta la ganaron el pasado domingo 25 de octubre y se preparan para pagar la primera cuota, el domingo 11 de abril.

Joe Biden el candidato presidencial demócrata, comprometido con la instalación del socialismo de Bernie Sanders, de Elizabeth Warren, de Alexandria Ocasio-Cortez y de la cúpula partidaria, propone una nueva fórmula, distinta a la de Lenin y distanciada a la de Gramcsi, para alcanzar el poder político en el país, el dijo a sus trabajadores de campaña el domingo 25 de octubre en un acto en La Vegas Nevada: "En segundo lugar, estamos en una situación en la que nos hemos unido, y ustedes lo hicieron por nuestra Administración, la Administración del presidente Obama antes de esto. Hemos reunido, creo, la organización de fraude electoral más extensa e inclusiva en la historia de la política estadounidense". Al socialista Joe Biden el fraude le resultó exitoso, las grandes cadenas de televisión y de prensa, el mismo día martes 3 de noviembre le declararon flamante Presidente electo, pero el fraude ha sido tan indisimulado, tan burdo y tan imberbe, que se está cayendo a pedazos.

El marxismo, comunismo, socialismo, progresismo o como quiera que se llame, ha agregado una tercera vía para alcanzar el poder, primero fue la violencia revolucionaria, después fue la transformación cultural y ahora es el “fraude electoral inclusivo”. El método bideniano acaba de dar pingues resultados en Venezuela, pero en los Estados Unidos de América emblema de la democracia no resultará, muy pronto la Corte Suprema de Justicia y las Fuerzas Armadas estarán repudiándola y reconociendo como impecable ganador al actual Presidente Donald Trump para su segundo periodo. La ONG Chile Cristiano primer think tank evangélico chileno apoya y celebra la reelección del Presidente Trump, y lamenta que el Partido Republicano chileno, ni la UDI y ningún político de esos que se jactan de ser de derecha, haya expresado una sola palabra para rechazar el fraude electoral en los Estados Unidos y dar su apoyo al Presidente Trump que está peleando una batalla heroica por la integridad de las elecciones y para mantener la santidad de la democracia.

 

2021. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Volver