No son 30 pesos, son 30 años de abusos
Son los 30 años de corrupción y de abuso de la clase política, la iglesia y las Fuerzas Armadas

 

 imagedec

 

Después que el gobierno anuló el alza de los treinta pesos aplicada al boleto del Metro, ellos corrieron para aclarar que la indignación, la violencia, la destrucción, el saqueo y los incendios, eran la reacción no por los 30 pesos, sino por los 30 años, y un histórico dirigente sindical alineado con ese sector, explica que la explosión de rabia popular, “son los 30 años de corrupción y de abuso de la clase política, la iglesia y las Fuerzas Armadas”, y adelanta que: “Los manifestantes van ahora por la reforma de una Constitución que viene de la dictadura, y que la única salida para la crisis, es que el Presidente convoque a un Pacto Social, en el que se analicen los reclamos de los sectores populares. Es preciso convocar a una Asamblea Constituyente”.

 

Reflexionando en las explicaciones del dirigente sindical, y sin incluir a las Fuerzas Armadas, podemos recordar que, en los últimos treinta años, la clase política, transversalmente, ha legislado y concedido a la Iglesia, y particularmente a la Iglesia Evangélica, una serie de leyes que regulan y ordenan su constitución y favorecen su desarrollo: La Ley N° 19.638 del año 1999, que otorga la figura de Derecho Público, el Decreto 142 del 26 de diciembre del año 2005 que establece el día 31 de Octubre de cada año como Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes, la Ley N° 20299 del mes de octubre del año 2008 que declara como Día Feriado el 31 de Octubre y la Circular N° 45 de agosto del 2012, que exime a las Iglesias del Impuesto a la Renta.

 

Estas leyes, decretos y circulares constituyen la institucionalidad para la Iglesia Evangélica, y no fueron regaladas por la transversal clase política, costaron años de interminables discusiones, desencantos, humillaciones y extensas esperas, sin sumar el tiempo y los gastos irrogados en los incontables viajes al Congreso Nacional. Estas conquistas de la iglesia, se lograron en estos treinta años a partir del año 1990, y son parte de los abusos que acusan el PC y el FA, y como se generaron a partir de los artículos e incisos de la Constitución de 1980, “una Constitución que tiene un origen ilegitimo ya que se escribió en dictadura, que fue aprobada en un plebiscito fraudulento y cuyo contenido es antidemocrático”, tendrán que ser necesariamente derogados por la Asamblea Constituyente.

 

La Asamblea Constituyente eliminará los abusos de la clase política y de la Iglesia, solo si callamos, solo si nos quedamos quietos, solo si permitimos que el PC, el FA y la exNueva Mayoría la impongan. La tierra que Dios nos ha dado es nuestra y el deber evangélico es multiplicarla. Cada uno de los 25 mil pastores que hay en Chile debe defender la institucionalidad por la que pelearon nuestros héroes; el obispo Javier Vásquez, el obispo Francisco Anabalón, el obispo Carlos San Martín, el obispo Hermes Canales. Es necesario exhortar a la congregación y advertir a los jóvenes que sonreír a los que marchan, animar a los que protestan y asentir a los que vociferan, es arriesgar nuestra libertad para orar en las plazas como lo hemos hecho estos días, ya que la Constitución de ellos, no estará inspirada en Cristo.

2020. Chile Cristiano. Todos los derechos reservados.
Se autoriza la reproducción, total o parcial, de lo publicado en este sitio con sólo indicar la fuente

 

Volver